Conóceme

¿Por qué decidí ser terapeuta?

Tras varias experiencias vitales, decidí que necesitaba estudiar psicología para conocer mejor el porqué de las cosas. Tras un profundo camino de conocimiento, aceptación y trabajo personal, creí que era el momento de elegir mi propio futuro. Siempre he sabido que mi pasión era atender a las personas. Sin embargo, me ha llevado un largo recorrido aprender el mejor modo de hacerlo.

Si bien mi vocación es la psicología, mi pasión son los estudios de género. Siempre me ha generado una intensa inquietud cómo afectan los roles a nuestra salud mental, por ello, decidí formarme específicamente en ello.